Saltar

Montaje Sistemas Cáviti Montaje

El montaje del sistema Cáviti es sencillo, tiene altos rendimientos, minimiza la utilización de medios auxiliares, y acorta plazos de ejecución en su conjunto frente a los sistemas de forjados sanitarios tradicionales.

A partir del punto de replanteo definido según plano, y mediante el sistema de machihembra entre las piezas, se consigue mantener la alineación de los pilares sin posibilidad de error y con unos rendimientos en el entorno de los 70 m2/hombre hora.

Las situaciones de encuentro con otros elementos estructurales o no (pilares, muros perimetrales, zunchos estructurales, riostras de cimentación, tubos de saneamiento,…) se resuelven de manera sencilla cortando la pieza y adecuándola a la geometría especifica. En estos casos, a modo de junta de hormigonado, Cáviti recomienda la colocación de láminas de poliestireno, que mejoran el comportamiento del sistema.

La fase de hormigonado no tiene peculiaridades especificas, una vez colocada la malla según las especificaciones del sistema y las cargas definidas, el hormigón se vierte sobre las cúpulas bien con bamba, bien con cubilote, siendo importante realizar un vibrado posterior no muy profundo en las zonas de confluencia de las piezas donde se generan los pilares del sistema. En cualquiera de los casos no genera problemas el talochado manual o el fratasado mecánico.

 

Descargar Manual de Instalación  


 Totalmente Gratuito // En menos de 48h // PEDIR PRESUPUESTO